Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava
Costa Brava

Descubriendo la Costa Brava


Descubrir la Costa Brava es muy fácil y sencillo, te vas a enamorar de ese lugar. Te ofrecemos una escapada de un día por los pueblos más pintorescos de la zona, un tour repleto de historia, cultura, gastronomía y unas magníficas vistas al Mar Mediterráneo y a sus playas de ensueño.

Tras poco más de una hora desde Barcelona, llegaremos a Calella de Palafrugell, antiguo pueblo de pescadores y uno de los lugares más bonitos y originales de la Costa Brava. En este pintoresco pueblo admiraremos sus casitas blancas, el campanario, sus tiendecitas y cafés... Todo esto con unas vistas de las barcas balanceándose en el mar Mediterráneo. Calella es un pueblo con mucha vida, famoso es en el lugar el concierto habanero que se lleva a cabo a principios del mes de julio de cada año, y del cual hablaremos durante la visita, ya que la relación de Calella con Cuba es larga y hay mucho que decir.

Calella es el punto de inicio del Camino de Ronda que nos llevará hasta Llafranc. Traed un calzado cómodo y acompañadnos a través de un sendero colgado al mar y a sus bonitas calas, rodeados de vegetación mediterránea y en contacto directo con la naturaleza. Este camino de ronda es ideal para parejas o familias con niños. Al llegar a Llafranc visitaremos este bonito pueblo y luego partiremos hacia el Far de Sant Sebastià.

En pocos minutos llegaremos a este majestuoso faro que preside un acantilado de 170 metros en un accidentado rincón de la Costa Brava y donde el mar es el verdadero protagonista.

Abierto en 1857 su luz llega a 32 millas náuticas y lo hace el faro más potente de todo el litoral catalán. Aquí visitaremos además el yacimiento de un poblado ibérico, una torre de vigilancia y una ermita del siglo XV.

En el poblado ibérico del siglo V a.C veremos cuatro casas ibéricas y dos habitaciones de cada una, así como diferentes calles en una superficie de unos 300 metros cuadrados.

Posteriormente veremos la Torre de Sant Sebastià, que se construyó en 1445 ante la amenaza de los piratas, es aquí cuando conoceremos al temible Barbarossa y sus ataques en esta zona.

Finalmente, visitaremos la ermita de Sant Sebastià, adosada en la torre y documentada desde el siglo XV como consecuencia de una epidemia de peste.

Por la tarde seguiremos nuestra ruta a través de este paraíso hacia el pueblo de Begur, en pleno corazón de la Costa Brava y a los pies de las Gavarres, pueblo con sabor mediterráneo al máximo y donde destacan su castillo medieval y sus torres de defensa.

Además de pasear por sus calles y admirar las vistas desde sus fortificaciones, os proponemos aprender un poco de historia conociendo la vida de los indianos y sus nuevas costumbres.

Esta es la mejor manera de conocer la vida en el pueblo cuando aquellos que se fueron a hacer las Américas, una vez enriquecidos, retornaron para levantar hermosas casas e instaurar nuevas costumbres como el café, la copa y le puro después de comer, o bien una nueva gastronomía, como por ejemplo, el arroz a la cubana.

Posteriormente, y ya en el camino de vuelta a Barcelona, visitaremos unas bodegas familiares donde tendremos la ocasión de degustar el vino artesanal y los embutidos más típicos de la zona.

Y recuerda! Todo esto con la máxima flexibilidad, y sobre todo, a tu ritmo!